26 octubre 2009 | By: Denebola

Recuerdos

Ayer por la noche estuve en el mismo sitio que hoy hace 2 años atrás.
No había vuelto a estar allí desde entonces. No porque no quisiera, fue una casualidad... Casualidad no haber vuelto, casualidad haber ido al sitio exacto casi en la fecha exacta.

Fue extraño. Era como volver a vivir lo que pasó allí, y desde muy dentro de mí, si de algo estoy segura es de que ojalá volviera a sentir lo mismo, pero no por los recuerdos, sino de verdad.

Estuve en el banco, en la misma plaza, aunque no había jugadores de baloncesto. Hoy he dado un paseo. He vuelto a recorrer la Plaza España, el bar de las patatas 3 sabores, lo han cerrado. Una lástima... Y he vuelto al bar del gintónic. Ahora es una tetería. También he cogido el mismo autobús, en el mismo sitio, de pie. Y he ido al bar de las tapas, aunque no eran las 11 de la noche... El restaurante estaba cerrado ya. Qué rico el buey a la piedra... Y he pasado por el seto.
Allá donde miro ahora a mi alrededor, tengo un recuerdo.
Aún tengo la botella de ginebra. Y la última bolsita metálica con los caramelos en el paquete de tabaco vacío.
Mañana iré a Delicias. Quiero recordar mi primer y mi último recuerdo.
No fue horrible, fue increíble, me hizo temblar.

Supongo que mi vecina también lo recordará. Aunque estoy segura de que no lo echará de menos. Yo sí. Mucho. Muchísimo.

A veces me pregunto si hice bien. Ya no me pregunto si hice lo que debería o lo que quería hacer; la realidad es la que hay, y me pregunto si las cosas están bien así, porque a mí por lo menos, me falta algo muy importante. Aunque haya estado recorriendo todos esos sitios en los que estuve hace 2 años, no es lo mismo. Me falta algo, una parte de mí que es la que hace que esos sitios sean tan importantes para mí.

Me encanta tener esos recuerdos grabados en mi mente.
Es una de las pocas cosas que tengo.
Y gracias a ellos, sigue siendo en lo primero que pienso al despertarme, y mi último pensamiento antes de quedarme dormida.


La Ñeka se va un rato a la azotea.

2 comentarios:

Elros dijo...

Sea lo que sea, hiciste bien, seguro.

Denebola dijo...

Hice lo que debía.