17 noviembre 2017 | By: Denebola

En tus momentos más oscuros...

...
Así empiezan los relatos de habla inglesa más dramáticos.
Francamente, esa traducción es una soberana mierda.
Sí, no hay un modo de traducirlo mejor, pero... Se queda corto, dada la riqueza lingüística del español para describir la soberana mierda que engloba esa frase.
Y de los sentimientos.
Porque, francamente, en estos momentos podría identificarme con esa frase si estuviera leyendo algo en inglés, pero lo que definiría mi momento "más oscuro", se queda bastante corto con esas palabras.
No se lo deseo a nadie.
Y, la verdad, no me apetece ponerme a definir el tema ahora.
Probablemente sea porque esos "darkest moments" de mi propia cosecha me han llevado a intimar demasiado con Miss Ambar, muy amiga de Estrella Galicia y Lady Mahou, cuando no debería, y tengo planes de seguir haciéndolo en un breve espacio de tiempo.
Francamente, no puedo más.
Estando tan cerca del "edge", lo único que me apetece es "to dance with the devil"... O simplemente beber para olvidar, que, por muy cool que sea el inglés, la sabiduría popular del viejo continente perdurará "forever and ever", "till the end", y tal y cual.
Lo peor de todo es que, a pesar de mi lamentable situación, no puedo dejar de pensar en algo que, quizás, sólo quizás, no debería.
Me debería sentir egoísta, entre otras muchísimas cosas, pero, en estos momentos, nada más lejos de la realidad.
Tal vez sea por el ambiente enrarecido y crispado que me rodea, porque esté muy cerca de estallar, por Miss Ambar, porque necesito mi vida de vuelta YA, porque todo el mundo, sin excepción, es igual o más egoísta... ¿Importa?
En estos momentos, y sé positivamente que la influencia de Miss Ambar está muy presente, el motivo me la sopla (ergo, mañana probablemente, no me la sople tanto...).
Sólo sé que...
Querido, no te entiendo.
Has llegado a mí en un momento que no esperaba, porque, admitámoslo, llegaste tarde. Pero, joder, no sé cómo coño te las has arreglado, pero ese detalle pasó a ser irrelevante en demasiado poco tiempo. Y sé que fue obra tuya.
El problema es que el momento es... El peor, se queda corto.
Yo no estoy centrada, y tú eres raro y hermético.
Tampoco es que yo sea muy normal.
Vaya, parece que hacemos buena pareja...
Mi problema es que no te entiendo.
Y probablemente la culpa sea mía.
Sin probablementes de por medio.
Tú te arriesgaste.
Y me freíste la única neurona que me quedaba viva.
Mierda...
¿Por qué?
¿Por qué en mitad de todo esto, que me supera, apareciste tú?
La jodí, sé que la culpa fue mía.
El problema es...
Que no sé cómo coño arreglarlo.
Ni si ya es tarde.
Porque... A pesar de todos estos "darkests moments" que llevo a la espalda... Tú me sientas bien.
Y eso que eres raro de cojones.
Los dos lo sabemos.
24 octubre 2017 | By: Denebola

¿Qué es?

Es calma.
Una calma segura y sosegada francamente difícil de encontrar.
Una tranquilidad serena y plácida de ésas que te hacen suspirar con algo que sólo puedo calificar de paz.
Silencio y seguridad.
La estabilidad firme e inamovible de una roca a la que, ya pueden asediarla huracanes y terremotos, que puedes tener la certeza de que jamás se moverá de su lugar...
Si no le apetece, claro.

Es también risa, paradójicamente.
Diversión viva y ocurrente.
Risas francas.
Espontáneas.
Humor e ingenio chispeantes.

Pero sobre todo, es noble.
A pesar del ingenio afilado y cortante, es calidez reconfortante.
02 agosto 2017 | By: URAPlay

Y voy hacia...

... ni puta idea de hacia donde voy.

Después de tal afirmación, que llevo leyendo y releyendo durante 5 minutos, he optado porque me la pela, la verdad.

Me he dado cuenta que empiezo a pensar al mismo tiempo de dos maneras distintas, bipensamiento lo llamo La parte buena y la parte mala, la de seguir tragando o la de ser un capullo. Siempre gana el primer tipo de pensamiento, en unos años creo que seré capaz de digievolucionar y ser un capullo. Lo dudo, dudo que pase.

Bueno, me va bien. No tengo ni idea hacia donde voy, solamente sé que me va bien. Podría ir mejor, pero ya irá cuando sea el momento. Como todo en la vida, se aprende con el tiempo y a base de hostias. Menos mal que ya tengo tiempo y la de hostias que me he (o han) dado han servido para quitar cierta parte ceniza que me sobraba. Aunque admito que la mantengo, no vaya a perderse el pasado... No la uso, o no la intento usar, pero ahí sigue, fiel.

No sé donde voy, pero de momento donde estoy me gusta. Mejorará en 7-10 días, espero. Es otro paso más, que llevo tiempo esperando, demasiado tiempo. Demasiado ha tardado, pero ya está aquí. Luego de eso... No sé, ya veremos.

Para algún lado habrá otro camino que crear, aunque sinceramente... Dentro de un tiempo. De momento quiero disfrutar este sendero.

Sigo sin entenderme, aunque... Mi bipensamiento dice esto, la otra parte sí sabe donde voy, le parece bien el camino, pero quizás no sea el correcto, o lleva a un sitio que no quiero llegar.

Sí, como una puta cabra.

Play, porque lo sigo siendo, aunque sea por teléfono.
07 julio 2017 | By: Denebola

El mundo sigue poniéndote a prueba. ¿Podrás salir indemne de ella?

Tras una de las experiencias más subrealistas de mi vida, con mucha, mucha diferencia, puedo decir que, aunque tocada, he salido cuerda de ella.
Tampoco es que me considere una persona que encaje en la perfección en las etiquetas que, ya no sólo la sociedad, sino las propias palabras o mis propios conceptos, delimiten lo que se pueda parametrar como normal.
Pero lo que he pasado escapa incluso a mis peores pesadillas.
Anormal se queda corto.
Gracias al Cielo (ya que mi última y revolucionaria entrada iba sobre el Cielo y el Infierno), al Karma, o como puñetas quieran llamarlo, no estaba sola en mi anormalidad.
Varias personas, aunque no muchas, todo sea dicho, compartían mi tara mental.
O del tipo que fuese.
Cuando te enfrentas a un grupo que tiene poder sobre ti y que trata de meterte con calzador una serie de ideas, conceptos y corrientes que no cuadran con tu estructura ideológica, las cosas se complican. Pero hasta donde yo había experimentado, con seguirles la corriente y pasar por el aro fingiendo una total comprensión de su punto de vista, bastaba.
Ya no.
Debes adorarles como a dioses.
Perdón.
DIOSES.
El refrán de "coge fama y échate a dormir" se ha manifestado ante mí de un modo brutal. Dominación absoluta en una red escandalosa de fanatismo y captación que luego, nada te aporta en la vida real.
Pero no iban por ahí las aspiraciones de mi post.
Ante este panorama, las posibilidades de supervivencia eran... ¿Nulas?
Sobre todo la supervivencia moral, emocional y psicológica.
No sé ustedes, pero yo aprecio a mi persona con un fervor mucho mayor que a esos falsos dioses.
Para mí, ese pequeño reducto de rebeldes ha supuesto mi estabilidad personal durante un año. Si no hubiera sido por estas personas que, como yo, decían AMÉN públicamente y se echaban las manos a la cabeza internamente, preguntándose además cómo demonios iban a sobrevivir, mi yo no habría sobrevivido a este Deneberenjenal.
Como dice cierto GIF de whatsapp por ahí "encontrar amigos que compartan tu misma tara mental, no tiene precio".
Porque, para estas personas, nosotros no éramos la norma, éramos los tarados.
Bien, vale.
La norma o la tara es cuestión de puntos de vista, de dónde coloques el origen o punto cero a partir de dónde medir. La denominación es subjetiva, si yo soy una tarada, para mí lo son ellos.
En cierto modo tiene su aquél sentirse como Astérix contra los romanos (sí, teníamos a nuestro Obélix).
Mientras tengas una aldea, claro.
A ver qué haces sin Panorámix...
Yo sólo deseo que todo lo que he visto, y a todos los que he visto cómo comían el tarro... No pasen a formar parte de los que ahora son el grupo de presión y poder que he sufrido, o como en Economía solemos llamarlo, Stakeholders. Lo cual, me temo que será así...
De modo que, aun habiendo pasado las brasas del infierno... Voy a seguir formando parte de los que no son unos fariseos...
¡Válgame el cielo!
La que me espera.
Aunque si Astérix logró desquiciar al César...

No encuentro mejor vídeo para ilustrar la agonía que he sufrido que éste, mi querido James, Until it sleeps. siento repetirme. El siguiente simplemente me hace sentir como si estuviera subida a una colina y mirase a mi pasado... Y que el bajo está potente y me gusta verlo en el vídeo.
Disfruten, queridos.