15 octubre 2009 | By: URAPlay

Mirando notas

Sí, me han pedido mis notas de FP (cosa normal, pero yo no lo sabía). Sinceramente, tenía razón... Soy un empollón. Nota más baja, un 7. Un 7!!! La más alta un 10... No, no me sorprendo, sé que soy un crack.

En todo caso, me he quedado un poco... No sé, desencajado. Nunca es que haya brillado en nada, ni voy a brillar. Soy la cosa más normal tirando a rara del mundo. Decís que soy buena gente, no puedo negarlo, no me considero un hijoputa, aunque a veces me haya comportado como tal... Pero coño, nunca le di importancia a mis notas hasta ayer noche que las estuve mirando de verdad. O nunca les di la importancia que tienen. Para mi eran simples números que medían mi saber, y mi interés.

Empecé algo que no me gustaba, era alguien irritable, realmente jodido al verse en un pozo por propia voluntad y ver que no iba a poder salir. Es más, hasta este año, mi padre aun pensaría que debía seguir con aquello. O quizás dejó de pensarlo antes, me vio a mi como a él, dejando algo para luego ser un burro trabajando. Sí, al campo van burros. No son ignorantes, ni de coña. Seguramente saben mucho más de lo que la gente piensa, la gran mayoría. Pero trabajan como tales, como animales para luego no tener casi nada. Seguramente me vio igual, sabe que él solo tiene, o tenía, enchufe en el trabajo que menos desea para sus hijos... Quizás no pensara tanto, la verdad, y simplemente le sentó mal que me dejara a medias algo que había  empezado.

Hice bien, no me arrepiento lo más mínimo. Quizás no era algo acorde a mi, alguien a veces tan radical que va del blanco al negro saltándose los colores intermedios. Aunque en cierto modo, también fue algo radical. Algo que nunca había hecho, lo hice. Y fue para bien. Y ahora creo que empiezo a "crecer". No, de estatura no. He ido a mi bola, soy introvertido, solitario. Y sigo yendo a mi bola, introvertido y solitario. Pero coño, empiezo a "liderar" algo... O los demás son más vagos que yo a la hora de entablar conversaciones, y soy yo quien empieza, de buen rollo claro. Poco a poco parece que me estoy desintrovertizando, pero sin llegar a ser extrovertido. Mi timidez sigue ahí, junto con mi vergüenza. Pero me gusta que haya algo de grupo siempre, cada uno a su bola, pero juntos cuando toque. Y es complicado. No es que me vea el puto amo ni nada de eso, solo que... Hay que hacer algo. Alguien tenía que empezar con eso. Y cuando no queda más remedio, me toca sacar esa vena más amigable, que no es que no me guste, solo que no me gusta ser el centro de atención, o el líder porque sí.

Creo, que estoy cambiando algo. Supongo que será para bien, ando bajando mis muros y defensas, poco a poco... Como dijo Dene. Y siempre hay que hacerle caso. Si dice que des dos pases adelante, deberías darlos, aunque haya delante un barranco. No sabe cuanto le debo, la verdad... Aunque luego ella dice tonterías de que yo blablabla y blabla. Es lo mejor del blog, la verdad. Y ya, que se me emociona la maña y llora patatas de cocodrilo...

Play

4 comentarios:

Denebola dijo...

Un buen consejo no es el que te dice lo que quieres oir, sino el que te dice lo que necesitas escuchar.

Maya Rincón dijo...

Entonces que problema tienes? :)

Elros dijo...

No sé, aun no lo sé xd

Angie Velula dijo...

me encanta leerte.
Hoy por mi gripe... ¿A? no estoy para un comentario mas extenso...
Pero que sepas que siempore te leo, claro, y que me encanta.
Un beso!!