22 octubre 2009 | By: URAPlay

Como dice Maya: MIERDA!

Era mediodía. Bueno, pasado el mediodía, las 13:30. Se había levantado temprano, había almorzado en el bar y se había ido al monte. Olía genial, había llovido de noche, y bastante. Vio laurel allá a lo lejos y se fue a por un poco. Habiendo en el monte, para qué comprarlo? Cortó un par de ramas altas, las zarandeó y se mojó. Pero olía genial. Se fue hacia abajo y vio... Que noooooooooooooo, que no voy a seguir con esto. Lo que he hecho esta mañana es aburrido de contar, hasta las 13:30.

Hacía un aire de la hostia, y claro... Se me ocurre bajar a comprar una cosa. Bueno, hay que decirlo. La gente es guarra de cojones. Un perro echando un "meao" en una esquina, ante la mirada indiferente de su dueño. Me han entrado ganas de sacarle una foto, pero no tengo cámara. Pensaba en darle una patada al perro, y otra al dueño. Pero hoy en día, animales, ladrones, asesinos y corruptos tienen más protección que los seres honrados y humildes como yo (caen flores del cielo, y estoy debajo de un techo Fary mio!). Bueno, he pasado de largo, calle arriba veo algo que viene hacia mi, empujado por un fuerte viento.

Una mierdaca de perro negra, rodando cual cosa redonda de las películas del Oeste, esas cosas que salen mientras el bueno y el malo se miran a los ojos justo antes de disparar. Me he apartado, la he dejado pasar, me he quedado mirandola... Y se ha ido contra el dueño del perro. Ni hecho aposta. Se ha cagado en Dios, ha llamado al puto perro y se han ido. Prosigo con mi camino, y la hermana gemela de la mierdaca venía también. Qué putos cerdos (o cerdas) dejan que sus putos perros (o perras) caguen en la calle, no recojan la mierda y se vayan panchos?

No es que haya una inundación de mierdas, solo que si la gente no tiene cuidado de sus animales, que los sacrifiquen coño. Pero la visión de dos mierdacas rodando calle abajo, acercándose bastante rápido... No sé, ha cambiado mi vida.

Y yo lo digo, pero si Dene quiere, habrá nuevo fichaje. Las decisiones del blog, al ser de los dos, las tomamos entre los dos. Ya puede volver a pegarme el santo guantazo. No me gusta que me peguen, pero ya le dolerá la mano y entrará en razón...

2 comentarios:

Denebola dijo...

No mienta... Le encanta que le peguen. Me lo dijo Morgue.

Además, como bien hemos hablado, ya sabía mi respuesta.
Por mí, encantada.

Elros dijo...

Eeeeh... Morgue nunca me ha pegado con el látigo, ni con otra cosa... Solo eran "jopishes" en el suelo, nada más. Y me acojonaba...


Respecto a lo otro... Yo dije que se lo comentaría a usted, aun sabiendo la respuesta. Ahora no es cosa nuestra, es su decisión. Y por ambos, encantados.