14 octubre 2009 | By: URAPlay

Atentado

En estos últimos días llevo una serie de atentados contra mi persona. No son graves, ni tengo que preocuparme mucho de ellos... Pero empiezo a creer que tengo superpoderes. El fin de semana pasado sufrí 4. El mismo día, dos de ellos con un intervalo de unos pocos minutos.

Iba yo de camino a la huerta, ventanilla bajada para despejarme, a pesar de estar jodido de la garganta (por eso llevaba pasamontañas, claro) cuando de repente, noto un golpe en la frente. PLAC! y yo... Auch! Bueno, fue un "aau...", pero eso es lo de menos. Veo que algo cae abajo. Una abeja. Maté a una abeja de un cabezazo que yo no propiné, o un frentazo mejor dicho. Joder, menos mal que no vuelan de culo, me clava la aguja y me traspasa la frente.

Llego, y pienso... Oh, que bonita mañana. Que bien estaría en la cama, tapadito, en pelotas, pensando en paisajes con árboles bailando mientras suena paquito el chocolatero por detrás mía... Me dispongo a hacer mi trabajo. Botas viejas de montaña, mochila en mano, pasamontañas ajustado a la garganta... Y me pongo a trabajar. Todo bien, la verdad. hasta que viene el siguiente atentado...

A mi izquierda oigo un ruido entre las hojas, oh, a la que voy a girarme, otro PLAC! Y más sonoro. Algo ha vuelto a caer en el suelo, miro... Oh no! Un saltamontes! Pisotón. Miro alrededor y me doy cuenta de que hay muchos. Muchísimos. Intento poner cara de malo, pero se me debió quedar cara de bizco. Gilipollas, los saltamontes no se van a acojonar. Sigo con mi trabajo, imitando a Neo de Matrix en cuanto oigo un ruido, esquivo varios, pero otro me da por detrás, en la cabeza también. No lo mato, se escapa el hijoputa.

Termino mi trabajo sin más incidentes. De camino a casa pienso... Que tiene mi cabeza? Acaso me huele mal el pelo? Huele bien, está brillante, tiene buen aspecto. Será mi cabeza, atrae la fauna invertebrada.

Obviamente, cuando Fary compuso el mundo, creó los animales domésticos y los salvajes. El perro en casa, el gato también, pero que sepan vivir fuera. Y los toros, y tigres y demás... Son peligrosos? A la puta calle. Claro! Cuando creó los insectos, también los dividió en esos dos grupos! Los salvajes, los que han atentado contra mi cabeza... y los de casa, que también atentaron el domingo. Una puta mosca, tocándome los pelos de las piernas... Produciendo cosquillas, a la que levanto la mano se va... Vuela que vuela, y chocó conmigo.

La conclusión a todo esto es que, o tengo poderes, o mi cabeza es un atrayente de los insectos, con lo cual con paciencia y estudio de mi habilidad, quizás consiga ser el Señor de los Insectos... Bla bla bla, un insecto para dominarlos a todos, y sumirlos en las tinieblas.. Taaaaaaan tan tararaaaaaa, tararaaaaa taaaatatataa (Música del señor de los anillos)

5 comentarios:

Angie Velula dijo...

No puedo imaginarme la musica del señor de los anillos ya que no tengo ni idea de como es.
Yo creo que tienes superpoderes, y solo tienes que aprender a utilizarlos, cuando lo consigas, podras mandar a los insectos donde quieras...
si alguien te cae mal, les dices a las abejas que atenten contra esa persona.

Maya Rincón dijo...

Que tenías poderes ya lo sabía yo desde hace time hum...Ya sabes soy la fucking abeja maya.. cuidadito xD

Denebola dijo...

O igual es que debería ducharse más a menudo...

Elros dijo...

Todos los días... Aquí hay agua corriente que circula por cañerías, no vamos con cubos y barreños como en su tierra

Denebola dijo...

Perdone, por allí van... Inundados.
Ese agua no sirve para lavarse... Que hay que explicárselo todo.