27 octubre 2009 | By: Denebola

Perlas de la noche maña (Episode II)

Y vuelvo al tema de las perlitas que va dejando la gente de mi alrededor cuando el alcohol empieza a desinhibirles. Como es lógico, se dice el pecado, pero no el pecador.

Perla nº1
Noche en la cual nos juntamos 8 ó 9 mujeres que apenas nos conocíamos en un bar cubano, bebiendo mojitos. Como en cualquier reunión de mujeres (o akelarre), lo principal es criticar, a lo que una se dedicó a alabar el mal gusto en la elección del bar y sus mojitos:
- ...Pues yo conozco un sitio que los ponen más baratos... Y más grandes.
- El tamaño no importa- risa generalizada...
- Ya, bueno... Pero el sabor sí- Creo que aún se está preguntando por qué nos volvimos a reír...

Perla nº2
Amigo que trae por primera vez a la novia para presentarla oficialmente. Amigo al que la muchacha le cae fatal, y decide dar un poco de mal; se acerca al primero con su mejor cara de susto y se dispone a mentir cual bellaco:
- Eh, pero, ¿tú estás loco? Dime que no te la has llevado al huerto...
- Pues es mi novia, ¿¿tú qué crees??
- ¿Tú eres tonto o qué? ¡Que tiene hepatitis, imbécil! ¿No le has visto la cara de amargada que tiene y ese colorcillo mortecino? ¿No te dice eso nada?

A lo que el chaval fue a su novia a echárselo en cara, y... El segundo tuvo que huir vilmente.

1 comentarios:

Elros dijo...

Lo del chaval son luces y no el faro de mi pueblo!

Mi pueblo tiene faro? Mierda...