14 mayo 2010 | By: Denebola

Joder, qué cruda es la realidad...

Llegar a casa a las 9 de la mañana recién desayunada, un viernes por la mañana y no tener absolutamente nada que hacer, no tiene precio.

Llegar a casa a las 9 de la mañana, tener que limpiar, tener que estudiar, y después tener que hacer la compra, es una putada.

Llegar a casa a las 9 de la mañana, encontrarte al hombre que más te pone sobre la tierra, que acaba de desnudarse y esperándote en la cama, dispuesto a complacer tus deseos más oscuros y a follarte hasta dejarte sin fuerzas...
Es un jodido sueño que nunca se va a cumplir.
Venga, vete a la cama, bonita, que soñar es gratis...

Buenos días.

1 comentarios:

Elros dijo...

Llegar a las 9 de la mañana a casa, un viernes por la mañana... Es que me han echado del curro. Eso sí sería una putada.