12 mayo 2010 | By: Denebola

Cosas pequeñitas

Y esque es increíble la fuerza que me da un jodido post-it. Amarillo, es como todos. Tan sólo tiene una palabra, pero me da una fuerza de voluntad que nunca he tenido.
Lo escribí en rojo, para recordarme por qué debía hacerlo. Pero no sólo me recuerda por qué me levanto todos los días y por qué debo tener fuerzas por encima de mis posibilidades, me recuerda por qué soy feliz.
Es curioso como una cosa tan pequeña puede renovarte la ilusión cada día como en un videojuego cuando encuentras el artilugio adecuado.

Y lo que me hizo feliz de verdad fue escuchar de boca de alguien mi historia alternativa. Qué hubiera pasado si hubiera actuado como no actué.
Por fin alguien me confirma que hice bien aunque me arrepienta todas las noches, por fin alguien me dice que, de otro modo, todo habría salido mal.

Es sencillamente liberador... Que 2 cosas tan pequeñitas te hagan sentir TAN BIEN...

2 comentarios:

jordim dijo...

es la grandeza de los blogs.

Denebola dijo...

Creo que no lo ha leído bien...