01 agosto 2009 | By: Denebola

Y los sueños... Sueños son

Hoy he tenido un sueño... Que no era un sueño. Me ha impactado, me he despertado incluso con la respiración acelerada...

Volvíamos a casa, era tarde. No he visto nunca esa casa, pero me resultaba familiar, de hecho, me desenvolvía por ella como si ya la conociera. En uno de los espejos, me he visto reflejada, era yo, sí, yo, el yo que estoy acostumbrada a ver cada día. Ni más vieja, ni más joven. Llevaba mis leggins y el vestido azul corto, con las sandalias negras de tiras cruzadas, incluso mi cadena con el cascabel y el colgante. La ropa que llevaba hace unos días. Ha sido curioso para mí darme cuenta luego de que, a pesar de ser yo, estaba en un escenario que no conozco y que, si mi mente la ha sacado de algún sitio, no ha sido a imagen y semejanza de nada...

Estábamos en la habitación, hablando de ellos 2 mientras yo me quitaba los pendientes y me soltaba el pelo dándole la espalda. Era una habitación grande, con una puerta, supongo que al balcón, que ocupaba toda la pared a la izquierda, cubierta por una cortina semitransparente. Por las mañanas el sol tiene que iluminar toda la habitación, he pensado esta mañana reflexionando sobre ello... La cama era grande, para dos, mirando hacia la puerta y el armario de puertas corredizas. A la derecha, un pequeño mueble bajito y largo, apenas con un cajón o dos de altura, no estoy muy segura, sujetando un espejo que casi cubría toda la pared.

Y en ese espejo he visto reflejadas muchas cosas... En sueños... Cosas que no les voy a contar.

En sí, el sueño me ha impactado, por lo que me ha transmitido. Pero esa casa, esa habitación, me tienen desconcertada. Me ha encantado, pero, ¿de dónde la he sacado?

En fin. Es un sueño. Y los sueños... Sueños son.

La Ñeka.

1 comentarios:

Elros dijo...

Mis sueños... Serán realidad :P