31 enero 2010 | By: URAPlay

Hijoputa con Esperanza

La Presidenta (ya lo podemos poner con P mayúscula, confío en que ella vaya como cabeza de la extrema derecha española) se suelta la lengua como cualquier cani de... De donde sean los canis. Y ya se terminó de hablar de política. Y de cualquier cosa...

Hay una cosa que me preocupa... Mi jubilación. Vale que quizás haya muerto antes de tener la edad necesaria para eso, y digo esto por el cambio climático, que llevará la vida humana a tomar por culo... Si ahora, y lo veo necesario, ya empiezan a mirar así... Yo me jubilaré sobre los 80... Edad a la que cumpliré mi sueño de toda mi vida... Eso sí, es injusto, porque lo pagarán los que más trabajan y en peores condiciones... Y eso si encuentran trabajo si los echan a partir de los 50.

En todo caso, yo termino ya... Fin de enero, empieza febrero... Empieza todo de nuevo...

2 comentarios:

Denebola dijo...

Como ya dije este fin de semana comentando después de cenar con mis padres con un buen Cune, no se trata de alargar la vida laboral de los pobres cotizadores.
De esa forma, lo único que consigue es un "parche" para asegurar temporalmente las pensiones de los pobres viejos (y que conste que no lo digo despectivamente, sino que sólo me refiero a una franja de edad) que ahora están aún cotizando gracias a alargar el tiempo de trabajo.
En pocas palabras: están trabajando porque no hay dinero para que cobren sus pensiones y si cotizan un poco más, podrán cobrarla.
¿Y los que venimos después?
Un misterio...
Estoy intrigada por saber cuál será la próxima nueva medida de "jodienda" a siguiente generación... Que está bien clara: cotizar hasta los 70.
¿Y después?...
¿Y luego?...

Vamos hombre, hay que ser muy necio como para no darse cuenta de que está dilapidando la sociedad del bienestar española.

La población española es cada vez más vieja. Es un hecho, y eso es signo del nivel de desarrollo de cada país.
Si no fuéramos un país desarrollado, moriríamos jóvenes.
Tenemos muchos ejemplos alrededor.
Pero, para no irnos al puto agujero, lo que hay que hacer es que los jóvenes trabajen. Al fin y al cabo, somos los que tenemos que irnos de una jodida vez de casa de papá (síndrome de jesucristo: el español medio no se va de casa antes de los 30), pagarnos una hipoteca, tener hijos, y, en fin, gastar. Reactivar la economía.
Dar vida a un sector de la economía que apenas da movilidad al dinero es apostar por la muerte del propio país.

Si cuando pregunté que en qué jodida facultad de economía se había licenciado la Ministra de Economía, no lo decía a la ligera...
Cualquier alumno de la facultad de economía, lo sabría.

Maya Rincón dijo...

no le comprendí...como que la parte que le toca?