12 enero 2010 | By: Denebola

Generación Ni Ni

Sí, ya sé que es algo de lo que nos van a hablar en la TV.
Pero es real.
Un gran porcentaje de los adolescentes de hoy en día, ni estudia, ni trabaja, ni tiene intención alguna de hacerlo.
Mi pregunta es: y entonces, ¿qué hacen?
No me hace falta indagar mucho para saberlo, me basta con mirar un poco a mi prima de 15 años. Tripitiendo no sé que curso de la ESO, va camino de cuatripitir. ¿Por qué? Muy sencillo, "se pierde" de camino al instituto, con lo cual, no va a clase, no hace exámenes, y cuando los hace, los suspende porque no tiene ni puñetera idea y aquéllo de "factor común" o "complemento indirecto", le suena a sánscrito.
Lo que no me queda muy claro es qué coño hace todas esas horas perdidas de 8 a 15.
Ni de dónde saca a todos los amigos que supuestamente le siguen, porque me imagino que sola no pasará el rato, debe ser muy aburrido.
Y no es que su entorno familiar sea especialmente malo, es el de cualquiera, normal.
Quizás el error es que lo tiene todo y sus padres se preocupan por ella, que no es capaz de valorar el esfuerzo que cuestan las cosas porque a ella aún no le ha supuesto ningún tipo de esfuerzo conseguir todo lo que tiene.
¿Componente generacional? No lo sé, lo cierto es que yo, generación de Espinete, no me considero así, mi hermana, generación Xuxa, tampoco, su hermano, generación Lunnis, es el niño más centrado que conozco.
Lo cierto es que debe ser muy cómodo vivir así: tener lo que quieres a base de chantaje emocional, salir y desperdiciar el dinero de los demás, y ningún tipo de preocupación salvo si "Fulanito me mira, y fíjate qué guay, tiene coche y quedamos divinos en las fotos, ¡osea!", qué clase de sombra de ojos ponerse esa noche, y si "Menganita lleva la misma minifalda que yo y ya me ha jodido la noche".
¿Y el día de mañana? Ya no es que acaben teniendo un trabajo con contrato basura y sin ningún tipo de satisfacción, esque no veo a este tipo de gente trabajando precisamente, sino pidiendo por las esquinas...
Y lo cierto es que ofrecer ayuda a quien no quiere ser ayudado, es como quien tiene sed y se rasca la nariz: inútil.

2 comentarios:

Elros dijo...

Yo soy de la generación ni ni oeoeoeooeooeoe

Envidiosos!

Denebola dijo...

No mienta.
Usted es de la de Pokémon.