19 abril 2008 | By: Unknown

Divagacion(Cutre-cursi para Dene y Play)...

Antes que nada, no me van los acentos, no me lincheis.

Querer sentir y no poder hacerlo es algo muy molesto, ademas de rabia, en cierto modo, da lastima; hace sentir impotente, gastado, cuando en realidad queda mucho por gastar.
Sentir y no querer sentir, es otra cosa, pero aun mas insoportable y dolorosa. Pero, dolorosa, ¿por que? Muy facil: precisamente porque si se siente es que se quiere sentir, pero la parte logica del cerebro de cada uno empuja a engañarse, diciendose que no quiere sentir porque cree que, de esa manera, se hara menos daño. Y es que en realidad, sentir y no querer sentir, no es mas que el reflejo de un anhelo, la ilusion que nos hace volvernos niños que piensan que pueden conseguir eso que desean con todas sus fuerzas, mezclado con la "certeza a medias", que nos da nuestra parte logica, de que nunca conseguiremos eso que esperamos agarrar con los deditos.

Y eso le pasaba a ella.

Soñaba cada dia, cada hora, cada minuto y cada segundo con lo mismo. Y mucha parte del tiempo en que lo soñaba (o le soñaba), notaba que lo podia tocar, si, con sus deditos; repiqueteando en su espalda, acariciandole, jugando con su pelo a veces mas largo y otras mas corto, dejando un cenicero encima de su tripa con dos cigarros a punto de acabarse, poniendo la cabeza en el hueco que quedaba entre su brazo y su pecho en el que justo le cabia, haciendole cosquillitas...
La mayor parte del tiempo sentia eso, lo notaba, pero tambien habia momentos duros.
Quiza fueran los menos precisamente porque ella tenia mas parte de niña que de otra cosa.

Aun asi, los momentos duros lo eran y mucho, mas dificiles de soportar de lo que muchos puedan llegar a imaginar. Le daban ganas de gritar hasta quedarse sin garganta, de llorar hasta cuando, como bien dijo Machado, solo quedasen lagrimas para llorar.

Si queria sentir, y al sentir, volaba. Era precioso poder sentir eso, una cosa que muchos no llegan a sentir en su vida. Solo eso ya la llenaba de gozo, la hacia tener una de esas sonrisas que no se quitan ni con una clase de derecho civil (por ejemplo). Y ese dia, estaba muy cansada, habia ido a todas las clases, tenia un pelin de fiebre, y en ese momento estaba currando, con una niña pesadisima leyendo a su lado, leyendo al ritmo de un niño de 6 años teniendo 10... Y sono el movil.

Numero oculto... "¿si?" Nada, no se oia nada, asi que colgo. Se puso incluso un poco d emal humor, pensando que seria alguna broma telefonica. Volvio a sonar, cogio.

Todo su cuerpo se estremecio cuando oyo con esa voz preciosa un "hola, ¿sabes quien soy?".

Y fue aun mas feliz por sentir en ese momento,si cabe.









P.D: un saludito, Coco- Morgue

5 comentarios:

Peledhir dijo...

yo no se que decir... :/

pero joder. Escribes bien y escribes de uvas a peras.. ¬¬ Pa matarte

Morgana dijo...

matarme?quita quita, que yo quiero ser mami antes de morir

Denebola dijo...

No hay más que amenazar a alguien para que escriba...
Debería ponerme en modo cabrón más a menudo. Sí, definitivamente, debería prevalecer Denebola en mí, por lo menos una buena temporadita...

Sentir y no querer sentir es la estupidez más grande que existe.
Como bien le dije al Play en una ocasión, lleva al mismo sitio, pero con un añadido de dolor.
Pero como somos dueños de nuestras decisiones, hay que saber a qué dolor me refiero, y saber si uno es capaz de soportarlo para poder decir "por eso no quiero volver a pasar"...
En fin, que me voy por los cerros de Úbeda.
Aquí una servidora se va a beber Ámbar.

Denebola dijo...

Por cierto, gracias por la dedicatoria, CoDiosa.

Y siento el tono seco, pero hoy no hay humor. Y probablemente, no lo haya en una temporadita, o por lo menos, en unos días...

Morgana dijo...

Yo no he dicho que sea bueno sentir y no querer sentir. De hecho, a mi no me pasa eso, yo, siento, pero quiero sentir, me encanta sentir. Y bueno, lo del humor, comprensible, ya que... ejem, suerte con tu cerveza de las nueve, jajaj