03 febrero 2010 | By: Denebola

El beso

El beso es algo que desnuda tu alma, que desnuda tus intenciones.
Tanto si das un beso en la mejilla, como en cualquier sitio, la forma de besar dice mucho de lo que sientes. Y de lo que no...
Evidentemente, cuando alguien te besa en la mejilla, sabes si lo hace sinceramente, por pura cortesía o con dobles intenciones, buenas o malas.
Un ejemplo es el beso de Judas...
Pero cuando alguien te besa en los labios, ahí no hay nada que esconder... Le ofreces tu aslma, intenciones y deseos al que tienes en los brazos.
Hay que ser muy frío, demasiado, para no hacerlo.
No es cuestión de técnica.
Mi peor beso fue uno de los mejores. El primer hombre que me besó fue increíblemente torpe... Por no decirles que tuve la sensación de besar a una aspiradora, pero, sin embargo, es uno de los que recuerdo con más cariño. Aún recuerdo cómo me arrastró sin poder ni imaginármelo a un tramo oscuro de la calle y me puso contra la pared para encontrarme con sus labios... Inexperiencia, sí, pero me transmitía cariño.
Algo que sólo he vuelto a sentir una vez, pero, sinceramente, esque yo tampoco besaría hoy por hoy a alguien a quien sólo me inspirase cariño, eso se hace de adolescente.
Fue sencillamente horrible... Claro, que eso yo no sabía que se podía mejorar, y a pesar de todos los años, de todos los besos a lo largo de mi vida, lo recuerdo como lo que es, un beso inexperto que quería decir "me gustas". Cariño. Nada más.
He recibido besos vacíos, besos de los que nada cabría destacar, porque lo que hay entre 2 personas es lo que se demuestra en un beso.
Cuando bsas a alguien y ese beso está vacío, sabes a quien tienes enfrente, si no sabes leer cómo te han besado, es porque no eres capaz de sentir. Y lo triste es que hay gente así, fría, demasiado racional como para dejar escapar un trocito de su alma a la persona a la que tienen enfrente para darle a entender lo mucho que significa para ti.
Y creo que yo he dado muchos besos así.
Porque estuve mucho tiempo vacía... Es muy triste reconocer algo así. Es como estar muerto por dentro y seguir viviendo.
También he besado a gente de la que creía estar enamorada, y no sé lo que habré transmitido. Ahora sé que fue un falso amor, que ni por asomo llegué a querer a esas personas, con lo cual, deduzco, que mis besos pudieron estar bien o mal, pero no fueron gran cosa.
Siempre he sido bastante reticente a mostrarme tal y como soy conmis parejas, probablemente porque no estaba del todo agusto con esas personas, porque no podía ser al 100% yo.
Pero llegó alguien que me besó y...
EL BESO. Con mayúsculas. Es totalmente diferente.
No es que le dejase ver un trocito de mi alma, esque me la robó, y yo a él (creo). Y fue eterno.
Dejó de existir el mundo que había alrededor, dejó de existir el tiempo, y dejamos de existir nosotros. No sentía nada... Sólo a él.
Y hubo más, claro que hubo más. Infinitos. Y nadie me había besado así. Ni yo había besado así a nadie. Y no era sólo el beso, era su forma de abrazarme, de cogerme entre sus brazos, y probablemente también la mía, las ganas de querer que no acabase nunca esa sensación...
¿Cuánto puede durar un beso?¿10 segundos? ¿20? ¿30?
Ni de broma, eran eternos, no acababan... Fueron horas pegada a sus labios y a sus brazos, a su cuerpo, a su calor. Sólo besos. Besos y algún susurro que pertenecen a nuestro mundo y a nuestra intimidad, besos que decían "quiero pertenecerte y que me pertenezcas", besos que me decían "es él, no dejes que de deje de besar nunca", besos que decían tantas cosas...
Hace poco tuve un sueño demasiado real. Y cuando digo esto, pocas personas saben a qué me refiero.
No sé muy bien si estaba dormida o casi despierta.
Pero recibí un beso, un beso a oscuras, era para mí, y, aunque no llegué a verle la cara, sé quién era. Y aún sigo sintiéndolo... Es un beso con una carga muy fuerte, me lo dice todo. Es un beso que echo de menos...

2 comentarios:

Elros dijo...

ALgo parecido pasa con los abrazos...

Que yo abrace o bese a alguien es raro... xD

Denebola dijo...

Usted es raro.