16 abril 2009 | By: Denebola

Acoso

Y no hablo en broma.
Ni es algo gracioso.
Todas las mañanas, al llegar al trabajo, lo primero que veo, es su sonrisa, sus ojos azules, y un Buenos días, compañera, con una sonrisa pícara de niño pequeño.
Al principio me lo tomé como un comentario más como el de cualquier otro compañero, como el del Romano, como su Buenos días, Chati, pero desde hace un mes sé que no es así.
Delante del Hombre guapo de (omitiré el nombre de la empresa), tal y como lo calificó mi clon viejuna, un chico de mi quinta con el cual tengo una relación más de amigo que de compañero de trabajo (me ha llegado a comentar que las chicas de CA deben doparlas con algo raro, porque se pegó varios días sin dormir sólo por dar placer... Sr Pirómano, eso es algo que debe... Y me reitero: DEBE aclararnos usted, aunque yo ya haya visto las ojeras insanas de mi compañero de trabajo... EJEM... Que el pobre hombre no dormía, eso sí, venía a trabajar más feliz que Karina), no se corta en calificarme de la única tía buena que ha pisado este suelo y a la cual no le dejaría insatisfecha.
Vil mentira (el Romano ya me ha informado de una ex-compañera suya que tenía una delantera mejor que el R.Madrid).
Es una persona con la que trato a todas horas y, por mi trabajo, paso muchas horas a solas con él.
Es encantador.
Pero hace un mes, ya me dejó más que claro que si no le hubiera dicho Ahí te quedas, majo, poco más o menos, me hubiera violado, como aquél que dice, en una nave un tanto alejada y solitaria de lo que es la nave principal.
He de decir que para sus 40 años, haber escalado el Himalaya, subir el Moncayo, Monteperdido, coger la bici y perderse montaña arriba, le deja un cuerpazo increíble (igual que al Hombre guapo de mi empresa).
No sé qué pensará su mujer de lo que me suelta a mí en la empresa.
Evidentemente, no lo sabe.
Ni sus 2 hijas.
Cualquier día, se lo comento; sí, las conozco. A las 3.
No se corta un pelo en decirme a solas que le pongo muy nervioso, en cogerme por la cintura y decirme que si le digo que sí, se pierde. En confesarme que me da los informes incompletos sólo para que le vaya a buscar y verme. Y se pone rojo delante de mí cuando estoy acompañada...
Evidentemente, Dene, tiene tablas como para poner distancia sin joder la relación laboral.
Pero hoy ya no le ha importado hacerlo casi delante de los compañeros.
Y por ahí no paso.
Y no sé cómo lidiar el asunto, se me va de las manos.
El día que le vea el Romano, le parte la cara. Y no quiero. Soy su heavy-chati (la number 1, tiene otra), y a mí no me toca ni Dios.
Jamás me ha tratado mal, a ningún compañero, al revés.
Cada día el tema va a más, y aunque Dene es muy efectiva y sutilmente (sí, Dene también sabe ser sutil... Con quien quiere) pone distancia, esa distancia la va acortando cada día un cm más, me come el terreno.

Quizás el día que diga oficialmente que en 15 días desaparezco sea, junto al Romano y mi clon viejuna, la persona que más lo sienta en esa jodida empresa.
Pero mientras organizo el tema, va comiéndome terreno, y, para qué engañarnos, no puedo contenerle.
Me preocupa.
Porque, al margen de eso, es una persona a la que aprecio.
La situación es... Jodidamente jodida (perdone, Sr Pirómano, por el plagio, pero no he encontrado mejor frase para describirlo).

La Ñeka entre la espada y la pared.

5 comentarios:

Elros dijo...

:/

Pueden con usted???

The_fear dijo...

Yo lo veo bien facil, ud trabaja en una oficina creo recordar no?, no tienen en todo el local una puta grapadora? no sabe lo docil que se vuelve un hombre con una grapa entre gonada y gonada

Si esque se ahogan en un vaso de agua

Denebola dijo...

Me cuesta ser mala con quien aprecio. A veces no, pero en este caso, se me hace difícil...
Sr miedo, trabajo en Mordor, allí las hachas y demás armas arrojadizas sólo las manejan los orcos. Y, últimamente, cualquier útil de oficina, me es vetado... De hecho, voy a mandar a la mierda el curro por varios vetos que me son impuestos...
En definitiva: me queda corta vida en Mordor, pero no me lo están haciendo fácil.
De hecho, lo que he explicado, está acortando mi vida laboral allí. Mejor en paro que allí. Aunque sea sin cobrarlo.

The_fear dijo...

Yo no me iria de un sitio donde me han tocado los cojones sin romper algo, o hacer una gracia, con la ayuda de mis compañeos de "pelo de calvo entertaiment", pero ud sabrá, si se considera "maltratada", hace bien, no hay dinero que pague el como se sienta uno mismo, y mejor ser fiel a los principios a venderse como un hijo puta.
Pd: si lo de la grapadora lo hubiera dicho el cantamañanas del zurra-panchos lo veria una idea espialidosa.

dicho queda

Denebola dijo...

Ya no son sólo principios, esto se suma a más cosas que hacen mi curro bastante insoportable.

Y por cierto, no es así. ¿¿Está seguro que "el cantamañanas del zurra-panchos" y usted no han sido matrimonio en otra vida??