02 marzo 2009 | By: Denebola

¿A quién le importa lo que yo haga? (Emulando a Alaska)


Agonizo de tos y sin embargo me da igual...
Esta mañana quería morirme cuando me he despertado sobre las 5 y algo y no podía dormir de la tos que tenía. Y ya no he podido coger el sueño. Probablemente haya tenido fiebre durante el día, pero a nadie le ha importado. Apenas el Romano se ha dado cuenta "Tienes los ojos como llorosos... ¿Tienes fiebre?" No sé. Seguramente sí. ¿Y a quién le importa?
Pero esta tarde no podía venirme a casa directamente, necesitaba un respiro.
2 litros y medio de cerveza y 3 orujos han suplido a mi aspirina y demás dopaje de las 7. Y también al que me tocará luego...
Hoy me he vuelto a sentir pequeña e inexistente. Como cuando nadie toma conciencia de que estás ahí y todo pasa como en una película en la que te sientes como un mero espectador.
Es curioso, hace apenas un día sentí una tristeza increíble, y unos sentimientos demasiado claros. Lo entendí. Eran míos, o casi míos...
Ahora sólo siento distancia. Pero una distancia que no entiendo. Una distancia psicológica.


Cuando era una cría, me regalaron un diario. Escribía como por rutina, cosas que eran más propias de un libro de a bordo, que de un diario. Recuerdo que mi prima una vez me dijo que ella, en un diario, escribiría cosas más íntimas, cosas que le gustaría recordar cuando lo volviera a leer. Y yo, con 8 años, le contesté que yo, esas cosas, se las contaba a las personas que quería y que ya se encargarían ellas de recordármelas...
Gran respuesta para un moco de 8 años.
Y gran verdad.
Más tarde, descubrí que, además de eso, estaba empezando a crear mi baúl de los recuerdos. Esa gran caja que hoy tiene combinación secreta y que sólo yo sé qué guarda. Allí están Lisi y Patricia. Mil tonterías guardadas en una caja. Una cinta de audio. Un caramelo del AVE (quizás fueron 2... pero uno me lo comí). Una cajetilla de Marlboro. Una bolsita metálica. Notas de Raquel y Bego. Dibujos de Elo. Notas de Lisi. Una chapa de Jordi. Mi guante del disfraz de demonia. Algún apunte de 1º de Economía. El dibujo de isométrica (patético) de Ricardo. Una pulsera de Paula. Un dibujo de Bruno. Un rizo de Patricia. Las cartas que soy incapaz de leer de Cristina...
Pero hay cosas que no caben allí.
La rosa de Xavi. El balón de voley regalo de uno de mis cumpleaños de Rubén. Mi camiseta de voley firmada por todas aquellas desgraciadas de 3º de BUP. Mi asquerosa falda escocesa del cole cortada y firmada por ellas. La bata verde del cole dibujada por Mónica.
Y otras que me gusta llevar cerca.
Mi cascabel. Mi colgante embrujado. El llavero de Diana. Mi camiseta-filtro para las locuras de Amsterdam. El colgante de Carol. El cenicero de mi abuelo (horrible es poco).
Pero ninguna foto. Las fotos roban el alma. No muestran todo aquello que uno siente cuando lo ve, lo que ve suele ser más grande. Me gustan más los recuerdos. Sólo necesitas con qué evocarlos. En eso consiste mi caja: en no dejar que nada quede en el olvido, pero con todo lo que aún queda dentro de ti. Normalmente es mucho más grande y bonito lo que guarda uno dentro que lo que las imágenes dan a entender.
Probablemente, si viera una de las fotos de Lisi o Patricia, no las reconocería, pero en mi mente están perfectamente perfiladas. Tanto, que podría dibujarlas con un carmín o un carboncillo. Prefiero mi recuerdo. Es lo mejor que las personas te pueden dejar. Ese pedacito de ellas cuando ya no las vuelves a ver, esa huella, esa modificación de ti que te hace mejor.
Quizás por eso hay personas que te es imposible olvidar...
Están en tu mente.
Para siempre.
Te dejan huella.
Me pregunto si yo seré una de esas personas.
Si alguien sería capaz de recordarme o quererme de esa forma, probablemente casi enfermiza.
No sé por qué, me siento pequeña, inexistente. El Universo es demasiado grande, y yo, demasiado corriente. Al fin y al cabo, ¿quién se dio cuenta hoy de que estaba enferma? Es decir, ¿a quién le importo?

Por Patricia.
Por Lisi.

PD.- 15días para la cuenta atrás. Sólo yo puedo empezar algo mío, para empezarme a sentir yo..alas .... Quizás nadie lo entienda. No es empezar de cero. Es empezar algo 100% mío, algo que ansío desde hace mucho. Dejo muchas cosas atrás. Lo sé, pero también sé que lo que merece la pena sigue a tu lado...

Sí, esta es mi mano real (¿ve como no me muerdo las uñas?) Y... QUELEJODANALMUNDO

PPD.- este Rincón Aparte del mundo es algo así como mi diario. Un sitio donde contar lo que pasa por mi cabeza, sólo que se lo cuento a la vez a las personas a las que quiero.
Es mi rincón aparte...
Nadie me juzga (y si lo hace, mi ira cae sobre él).
Me siento libre en ese aspecto.
Gracias, Play.

6 comentarios:

Elros dijo...

Así que ya ha empezado la cuenta atrás... Me alegro.

Otra cuenta atrás ha empezado. Termina este miércoles. Como no te vea antes del jueves a las 00:00, te cogeré tu caparazón y le daré vueltas. Mi mano tomará forma como la suya (la dela foto). Y meteré la mano a traición. Le puedo pinchar los brazos, las piernas, meterle el dedo en su ojo o nariz, o metérselo en su sagrado agujero.

La suerte decidirá ¬¬

Pirómano dijo...

A mi me pica el ojete, creo que son lombrices, ¿me lo rasca?

Elros dijo...

Use un "cucumber". Se rumorea que le gustan ese tipo de experiencias.

La fuente no se quien era... Pero tenia acento palentino y tal

Pirómano dijo...

Un castellonense dejándose aconsejar por un palentino... No hace falta decir nada más. Es como si Abundio asesora a un lepero.

Elros dijo...

No sabía que fuera de Castellón usted... Mira que es usted rarillo.

Anónimo dijo...

me gusta mucho como escribes, lo encontré por casualidad, casi sin kerer...en realidad mas que gustarme me parece precioso, siguen con ello, si kreyera en almas diria q la tuya es eskisita