11 marzo 2009 | By: Denebola

11-M: Felicidades, Playmobil

Sí, esta vez sí. Siempre me confundo, pero esta vez, no.
Y como tenía claro, claro, clarinete, que el Sr. Miedo no le iba a felicitar por su cumple, lo hago yo.

¿Qué decir de un ser de plástico que me tiraniza en este su blog?
Nada malo.
Sólo que es un ser ácido, serio, y cuando quiere, muy cabrón. Sólo cuando quiere, todos tenemos nuestro corazoncito (aunque en su caso sea de plástico y sólo bombee líquido de frenos).
Él es la voz de la razón.
No tengo absolutamente nada malo que decir de él, azote de los lerdos y analfabetos chateros.
Lo que más admiro de este ser es que, a pesar de todo, se sabe mantener fuera de las circunstancias y ser objetivo, cosa que, como siempre le he dicho, se me antoja harto difícil. Yo soy incapaz.
Vale, sí, habla con calcetines.
Pero es majo chaval...
Y, algo muy poco común, hombre, y con la cabeza bien amueblada, que escasean (chicas, es un chollo, ¿a qué esperáis?). Esto es un halago viniendo de mí... Más que eso.
Para mí, siempre ha tenido esa palabra que me hacía falta oír, la opinión que no veía con claridad, la ilusión que se ma había apagado, los ánimos que había perdido en algún lugar de mi pesimismo...
Un poco cenizo en sus sentimientos, pero, como él dice, siempre es mejor ponerse en lo peor (espero haber sido la otra cara de la moneda en esas ocasiones cuando los papeles se cambiaban).
Como dijo alguien una vez, "es un tío sentado".
Yo aún me acuerdo del día que lo conocí. Pero no se lo voy a explicar. Si tal, le piden la exclusiva al playmobil, que para eso es su día.
Felices 21, Play.

2 comentarios:

Elros dijo...

Cuanto halago... menos mal que solo es una vez al año. Asias

Denebola dijo...

Es para que no se acostumbre. Ya sabe: a partir de las 12 se acabóo lo que se daba.
Luego volveremos a ser enemigos públicos nº1.