11 diciembre 2009 | By: Denebola

What do you want for Christmas?

Llevo unos días que a nadie se los desearía. Y eso que, aunque no odio a nadie, hoy por hoy, a más de uno/a, me gustaría enviarle un pedacito ínfimo de mi sufrimiento para que valorasen lo que tienen en lugar de lamentarse de las más supremas gil-y-polleces (va por el Play y el Sr Pirómano esta ironía gramatical) que les rodean.
Pocas cosas hay peores que la muerte, pero a aquellas personas que han intentando abandonarse en los brazos de Thanatos por su propia voluntad... Por mi parte sólo tienen mi más profundo desprecio. Y hoy he tenido a una. Si no hubiera procedido, si no hubiera un modus operandi, si no me hubiera tenido que escuchar las barbaridades que he escuchado, si no fuera mi familia, en esta jodida vida, le habría cruzado la cara con toda mi energía, la habría arrastrado a urgencias, y le habría dicho al médico de guardia que de allí no salía si no le ponía un tratamiento psiquiátrico.
Pero eso a mí no me corresponde.
Aún así se lo he dicho. Y creo que eso mismo le ha hecho tirarse para atrás. A veces escuchar la verdad es tan duro que ni lo escuchas, lo ignoras.
Me jode ser la voz de la verdad. Esta vez, no pueden imaginarse cómo, es demasiado duro. Sé que no van a caer tantas lágrimas de mis ojos en demasiado tiempo, pero es lo que hay que hacer...
Bueno, quizás no tanto, sólo hay una persona que me pueda hacer llorar así, pero no creo que ocurra nada que me haga emocionarme de ese modo. Y si realmente las cosas no se tuercen tanto, que lo dudo, la que haga saltar lágrimas sea yo. Pero lo mío será una partida anunciada, y en demasiados casos deseada.

No pretendo que entiendan esto.
Sólo decirles que hoy me he planteado la vida de los que me rodean sin mí. Como el cuento de Navidad.
En mi familia, no me hace falta imaginarlo, lo llevo viendo muchos años. Soy el elemento que pone equilibrio. El que da paz, y el que reparte dolor. Duele. Sobretodo cuando miras no muy hacia adelante y sabes que eso va a durar poco. ¿Qué será de ellos cuando empiece a hacer mi propia vida de verdad? No lo saben, pero está tan cerca... Apenas mes y medio.
Esa persona que se ha creado una dependencia artificial de mí, probablemente... No. No quiero pensarlo. Pero es así. La quiero, es mi familia, pero con 52 años, creo que su mejor opción es buscarse a sí misma. Me temo que es más que tarde...
Mis amigos... Tampoco creo que haya dejado una huella demasiado profunda. La única persona de la que no pienso eso, no va a separarse de mí. Y si lo hace, será por poco tiempo.

En resumen, a los que dejo atrás, saben que deben dejarme andar mi camino. Y si no, como a mi madre, se lo haré entender a la fuerza.
No estoy dispuesta a pasar más días como este puente. Sé lo que quiero, y voy a por ello. El que esté a mi lado, bienvenido, el que no, probará mi furia. Se acabaron medias tintas.
Ahora soy yo, o yo.
Para Navidad, lo que quiero es... Mi vida.

¿Y usted?

5 comentarios:

soy el que soy dijo...

"Para Navidad, lo que quiero es... Mi vida"

eso me ha emocionado, me identifico completamente

un abrazo

Trails dijo...

Poder hacer mi vida con lo que me hace feliz, aunque creo que eso lo queremos muchos... ¿no?
Mucha gente se sentirá identificada con tu ultima frase.

La familia y amigos de verdad, nunca se van a ir, por lo tanto, haz tu vida ;)

Saludos.

Maya Rincón dijo...

Yo espero encontrarme a mi... que ando un poco perdida. Quizás cuando me encuentre me plantearé ser feliz si no al 100%, al 99.....

Ya no me hace ilusión toda esta mierda, que es.....más de lo mismo..



Me apetece donetes de chocolate uhmmm

Elros dijo...

Para navidad... Lo que quiero siempre... Que ellas estén bien, tú hagas de una vez lo que llevas planeando demasiado tiempo, haya salud para quien me importe... Y a mi, lo que me pase a mi es algo que me la suda. No me dejo de lado... Pero...

Y unos calcetines. Y hablar contigo.


PD: Como solo suelto gilipolleces, os dejo en herencia el blog a los 3 (Dene, Fear y Maya)


Play

Angie Velula dijo...

Yo... La verdad es que ya tengo todo lo que quiero. Soy feliz.
Quiero empezar esta maravillosa vida que sueño tantisimo, junto a el, irme a vivir alli. Y no quiero que esta felicidad que siento se vaya jamas. Ya tuve mis malos momentos, mis depresiones continuas, eso ya paso, ahora quiero ser egoista, y quiero ser feliz, y lo mas importante, hacerle feliz a el.