21 septiembre 2008 | By: Denebola

¿Me corto las venas? ¿O me las dejo largas?

El fin de semana pasado descendí a los infiernos... Me hubiera desenvuelto como pez en el agua si hubiera encontrado allí fuego, demonios, orcos y esa clase de criaturas que se dedican a robar almas y transportar pedruscos a lo Mordor en el Señor de los Anillos (no se olviden que trabajo allí), pero no.
No supe de la gravedad del asunto hasta que llegué y me encontré con lo que me encontré.
Yo, inocente de mí, accedí a ir a aquella cena como apoyo moral (y, si hacía falta, enseñar los colmillos) cuando Mexican- Meri me dijo aquello de "No me dejes sola, que estará mi ex con su mujer y lo llevo muy mal...". Mi angelito tocó palmas con las orejas cuando dije que sí y me pidió que fuera excesivamente cruel con el susodicho (conoce perfectamente los grados de crueldad que puede alcanzar Denebola...).
Cual fue mi sorpresa cuando llegamos allí y me veo el percal: una reunión de barbies geriátricas y kens de diseño con el jersecito atado en los hombros... "¡Mother of the beloved heart!, ¿dónde me he metido?", eso fue lo que pasó por mi cabeza cuando aparecí allí. Yo, con mis vaqueros traperos, mi camiseta lencera y mi chaqueta militar (negra, por supuesto), y allí todo cristo con lacostes y ralph laurens, y lentejuelas deslumbradoras... ¡JA! Y, lo mejor de todo, van y me sientan al lado de la mujercita del susodicho, que resultó ser francesa y residente en Barcelona... Gran combinación. "Hoy la lío parda, verás". Pero no como yo pensaba, resultó que la parejita feliz era la más normal de toda la mesa, ella en concreto, un encanto de persona.
El caso es que, tras una cena bastante incómoda en la que el ken soltero, tras múltiples intentos de ser el centro de atención y proclamarse el macho alfa de la mesa (claro, que con ese nivel de pijerío, era más cómico que seductor, porque con esos ademanes de homosexual redomado que acompañaban unas gracias de inteligencia supina, irónicamente hablando, lo único que conseguía eran las risas falsas de la manada de barbies que le acompañaban en un intento de ser la agraciada que mojara con él esa noche... ¡PUAJ!), sólo consiguió del sector infantil (es decir, los que aún no habíamos llegado a los 30: la parejita feliz, mi amiga y yo) críticas ácidas, caras de escepticismo, y por mi parte, indiferencia y silencio.
Cuando nos fuimos "de copas", osea, cuqui, a tomar un combinado de coctelera, que no somos vulgares, yo ya tenía los nervios destrozados: "A mí me pones una cerveza. Ámbar, por favor, nada de mariconadas". Ahí el cisma ya se hizo oficial: sector inserso por un lado, sector infantil por otro. Supercombinados- osea Vs. cerveza de botellín o en tubo.
Mientras el sector inserso se enzarzaba en una conversación apasionantísima sobre la cirugía estética y lo importante que es salir perfectamente maquillada a la calle (pobres diablas, qué difícil debe ser salir de noche a los cuarenta y pico largos y poder cazar un hombre antes de que se les pase el arroz... Claro, que con esas conversaciones, lo normal es que cualquier ser humano salga despavorido), una de ellas ponía cara de incredulidad y no entender media palabra de lo que hablaba el sector infantil. Quizás no se esperasen que, sin llegar a los 30, tuviéramos los dedos de frente suficientes como para poder llevar una conversación sobre política y economía (y sin tirarnos de los pelos, cosa bastante común cuando se habla de política), con las ideas bien claras...
Todo esto me lleva a pensar que espero no acabar como esta gente. Fary me libre de las lentejuelas y los ralph laurens, los kilos de laca para mantener el peinado ideal que cuestan 3 horas de elaboración en casa o una pasta en la peluquería, y, sobretodo, que Fary me conserve las neuronas, que quiero que mi cabeza sirva para algo más que para sujetar un negro pelo largo y bonito...
Lo grave del asunto es que en menos de 10 años yo y la gente con 2 dedos de frente que considero son mi generación (y contiguas), pagaremos las pensiones de estos chupópteros de la sociedad que se acabarán gastando en pelucas y liftings para conservarse siempre jóvenes (cosa bastante difícil cuando ya has pasado la barrera de los 65). Y que, con estas neuronas que Fary me ha dado esté la cosa tan jodida para encontrar un mísero trabajo decente, y esta panda de desgraciados superficiales estén socialmente bien considerados, me hierve la sangre...
Ojalá día sí y día también se tiren de sus engominados pelos hasta quedarse calvos al descubrir cada mañana en el espejo que tienen 3 ó 4 arruguitas más, de esas que los anuncios definen como arrugas de expresión que envejecen 10 años tu rostro, hasta tener que dejarse el sueldo en pelucas y cremas que anuncia Sofía Loren.


La Ñeka ha visto el infierno.

7 comentarios:

Peledhir dijo...

Espero no ir a ninguna reunión así en mi puta vida, la verdad. Haría chistes de pedos e historias infantiles que den arcadas, pa joder -_-

Denebola dijo...

Fue bonito recordar a Alaska y los pegamoides y alguna que otra canción de los 70-80 en el super-pub de combinados-osea-cuqui-que-guay-soy...
Por lo demás, me limité a comer una cena que me iba a hacer sangrar la cartera, y aprovechar el vino cuyo precio no quise ni saber...

Morgana dijo...

No hace falta tener 40 ni 30 tacos para llevar ralph lauren, lacoste, o varios e ir por ahí con esos aires, se lo aseguro. Sin ir más lejos hace dos días comprobé cómo un niñato de tales características pero 19 años intentaba ligar...de una manera, y siento ser tan cruel, realmente cómica; me estuve riendo 1 hora en su cara. Un amigo me llamó cruel, pero, es que... cómo contenerme con la mala leche que llevaba yo encima desde el sábado, imposible.

Denebola dijo...

De eso estoy totalmente segura.
Pero seguro que un niñato cuyos padres envian a Oxford no cobra los ceros con los que esta banda de desgraciados contaban en su cuenta corriente. He ahí mi ira. Y ya si entro en la forma que intentaba ligar el cincuentón conmigo, tenemos post para días, pero me dió demasiado asco

Pirómano dijo...

En este preciso instante estoy haciendo haciendo de cuerpo en un lugar de Europa.

No viene al caso, pero ahí dejo el dato.

Morgana dijo...

Pues haga de cuerpo, y si encima le pagan, mejor que mejor.¿No?

Denebola dijo...

En este preciso instante me pregunto por qué coño mis padres han estado en NY y yo no, y por qué cojones he aguantado lo que no está escrito lo que ni DIOS (que no Fary) habría aguantado...

Gracias a la despedida de Mexican Meri las cosas ya no ven más allá de mañana. Se acabó. A la mierda con todo. Aún me quedan 15 días de vacaciones. Lo justo para no volverle a ver la fea, desgraciada y amargada jeta.

Y sí, es tonto y raro. Pero sigue en el mismo sitio. Todo.

La Ñeka en punto de inflexión.