01 noviembre 2007 | By: Denebola

El teorema del clavo

Hace varios días que quería escribir sobre esto, pero, por diversas circunstancias, no lo he hecho.
El caso es que, hace unos días, hablando con una amiga sobre su vida sentimental, me explica cómo la historia con su novio, después de 5 años, se va a freir espárragos.
Una historia triste, sin duda, hacían buena pareja y a ella le daba esa tranquilidad, serenidad y claridad que nunca ha tenido por ser una cabeza loca.
En resumidas cuentas, ella lo había echado a perder y era consciente de ello, sin embargo, le sigue queriendo, y él, pues... También, pero hay circunstancias y hechos que no puedes dejar pasar como si nada hubiera sucedido, así que la historia se acabó, sin vuelta atrás, sin una puerta abierta por la que poder volver a acceder a ella.
Evidentemente, algo así duele si sigues queriendo a la otra persona.
Y a las amigas, lo que nos toca, es la difícil tarea de hacerle ver que la vida no se acaba ahí y que tiene que seguir adelante sin él aunque no sea fácil.
Y allí surgió de nuevo el famoso Teorema del clavo.
No me miren como si estuviera loca, porque todos, absolutamente todos, lo hemos dicho o escuchado alguna vez.

Teorema del clavo: "Un clavo saca a otro clavo"


Teorema que siempre se ciñe más a lo que queremos oír que a lo que realmente hay.
Pero, vamos a ver, si eres amigo de alguien a quien le dices esto, ¿Esque eres un cínico y le quieres ver sufrir más? ¿O esque no sabes qué decir?
Porque, vamos, me parece que decirle directamente a un amigo algo así como "Pues si éste/a no te quiere, arrójate desesperadamente en los brazos de otro/a, da igual quién sea (implícitamente, ese otro/a tiene que estar bueno, claro), para que te quite las penas momentáneamente, y mañana, si te he visto no me acuerdo, sólo te levantarás con un sentimiento de culpabilidad y que eres la persona más ruin del universo... ¡Pero ya no te acordarás de tu ex!", no es que sea el mejor consejo del mundo...
Ya no por lo superficial del consejo, que lo es, y mucho, sino porque, aún pensando que el Teorema se refiera simplemente a un "Oye, pues búscate otro", tampoco tiene sentido.
¿Cómo vas a querer a alguien si aún tienes en la mente a otra persona?
De este modo, ni tú puedes olvidarte de esa persona por la que sigues sintiendo algo, cosa que sólo te va a causar dolor (imaginaos este cuadro: vosotros con una persona, en uno de esos momentos mimitos, y pensando en otra... O tienes doble personalidad, o sufres de esquizofrenia, o tu vida es una película de risa, o no quieres a ninguno de los 2, o eres un gran [censurado] ), ni vas a poder querer a la otra persona, y además, si dejas que la otra persona se haga ilusiones contigo, le vas a hacer daño.
Cuando algo acaba, hay que "llorarlo", asumirlo, dejarlo atrás.
Que alguien te haga olvidar tiene todas las papeletas para que salga mal si no estás dispuesto a asumir que eso acabó.
Asumir algo así sólo puedes hacerlo tú, solo. Te pueden echar una mano, apoyarte, pero no pueden asumirlo por ti.

Por tanto, el Teorema del clavo es falso.


La Neka ha hablado.

3 comentarios:

Peledhir dijo...

Ese es el teorema del clavo 1.

El teorema del clavo 2 es cierto. El clavo que sobresale es el que mas golpes recibe.

También esta el teorema del calvo de tele5, que si dice que hay milagros, hay milagros XD

Denebola dijo...

Escriba usted sobre el teorema del clavo 2.
Ilumínenos con su sabiduría...
Pero yo escribí primero sobre el clavo ;D

el coco dijo...

Bien, pues para mí la teoría del clavo 1, es, como bien dice mi CoDiosa, falsa. No sólo eso, repugnante y demás calificativos que no tendré a bien utilizar. Por otro lado, al menos yo, momentos mimitos sólo tengo con quien yo quiero, y le aseguro que no está en plural. Es decir, que no comprendo el que haya alguien que pueda tener momentos mimitos con cualquiera, aunque claro, igual no entienden de la misma forma que yo los momentos mimitos, o no los sienten igual.
En fin, ya no sé por dónde me voy, así que...


Pero, esa amiga, es la persona que tú y yo sabemos que yo sé, supongo :D.