23 octubre 2007 | By: Denebola

La histérica

A primera vista, parece una persona normal.
Incluso una chica divertida, con mucho sentido del humor y muy vital.
Y como te pille con la guardia baja, la muchacha se acaba metiendo en tu vida sigilosamente, y acabas contándole las mismas cosas que le contarías a un amigo... Error, amigo mío, si haces eso, estás perdido.
Lo que caracteriza a este especimen son los cambios bruscos e inesperados de humor sin venir a cuento. Y si antes era la chica más maja del mundo, ahora pasa a ser la más borde, arremete contra ti como si le faltaran tornillos y líquido de frenos. Y, ¡OJO!, porque, al confiar en ella, tiene armas suficientes como para jorobarte un rato largo...
La versión más inofensiva de este tipo de ser es tan ingénua como para haberte confiado ella también cosas, y por su carácter, no demasiado buenas, ya que a estos personajes les encanta despellejar cual hienas a todo el que tienen a su alrededor. Por supuesto, tú no eres una excepción: con aquél de más allá, te ha puesto a caer de un burro. Y como la versión inofensiva es bastante corta, acabas enterándote, pero las neuronas le funcionan lo suficiente como para saber que si ella abre mínimamente la boquita, tú tienes argumentos sufiecientes para, como poco, desgraciar su maravillosa vida.
La versión más peligrosa, tiene un ego aplastante. Además, no le tiene miedo a nada, ya que, por supuesto, piensa que ella es la mejor y que nadie puede con ella, así que es capaz de las paranoias más increíbles para llamar la atención de quien le interese; no escatima esfuerzos ni pierde el tiempo en pisar a quien sea, generalmente, de su mismo sexo, para demostrarle al opuesto que con ella no puede nadie. ¿La hembra alfa? :?

En fin, este tipo de seres cohabitan con nosotros (yo, sin ir más lejos, tengo un ejemplar en mi oficina, aún sin identificar como inofensiva o como peligrosa...), rozando la línea de la histeria, algunas la de la esquizofrenia, para, una de dos, sacarnos de quicio o tener nuestro circo particular. Sin duda, son el futuro de aquellos licenciados en psicología y psiquiatría.
Si esque, todo tiene una razón de ser, sin ellas, habría mucho más paro...

¡Ah! Lo olvidaba, también hay ejemplares masculinos, pero son escasos... Gracias a fary.

Dedicado a mi compañera de trabajo.

La Ñeka ha hablado.

1 comentarios:

Peledhir dijo...

plas plas plas

No podría haberlo dicho mejor. Suerte con tu histérica jejejeje, espero que no joda mucho... hay casos que bueno.........