06 mayo 2008 | By: Denebola

Kiss me!!

Este fin de semana me han ocurrido cosas... Raras.
Sin ir más lejos, me encontré a Tiko, el original, el que dio nombre a ese diablillo azul que llevo siempre conmigo. Me gustó verlo. Hacía muchísimo tiempo que no le veía, muchos años.
Me sorprendió el cambio físico que había dado, que, gracias a fary, no mental.
Había pasado de ser un adolescente esmirriado a un hombre hecho y derecho (y siendo monitor de gimnasio, entre otras muchísimas cosas, y ¡Conservando todas sus neuronas! Increíble, suele ser algo incompatible...). Después de varios años sin vernos, ¿qué menos que un café improvisado? Me contó muchas cosas (además de enseñarme las fotos de su hermano que iba a casarse y su novia, con la que en breves se iría a vivir), y me gustó comprobar que hay cosas y personas que no cambian.
Se agradece comprobar que, a pesar de los años, la distancia, y otras cosas, hay recuerdos que están ahí, con cariño...
Y, caprichos del destino (o como quieran llamarlo), me encontré también a mi primer noviete. Con el que te das el primer beso, y todas esas cosas cursis que salen en películas del estilo "My girl", pero con unos cuantos años más.
Todo esto me hizo acordarme de cómo, en 1º de EGB, la niña pizpireta y parlanchina que fui alguna vez, se acercó a Tiko en clase, y soltó un "Te iba a decir que me gustas", con todo el descaro y naturalidad del mundo, y se dio media vuelta, se fue a su sitio y se sentó. Sí, fue en clase... Y sí, no tenía vergüenza y su respuesta me daba lo mismo. Con 5 añitos ya tenía mi carácter.
Aún recuerdo cuando llegaba a la entrada del colegio y me iba corriendo a la puerta, donde me esperaba Tiko, para ir juntos y de la mano a la "fila de los mayores". En eso consistió mi primer novio...
Luego vino mi primer novio de verdad. Ése que te coje lamano por primera vez y notas un calor subiéndote por todo el cuerpo, el que te da el primer beso (qué desastre...) que aún recuerdas con cariño, y cosas así de tiernas... Lo que me gustaban eran sus ojos azules. Se veían verdes de lejos, sin embargo, eran azules; lo sé porque los vi de cerca, de muy cerca...
Luego vinieron otros. Más o menos importantes, pero que ahí están, formando parte de la historia de mi vida.
Pero ninguno de ellos me hizo temblar...
Y sin embargo, hoy he vuelto a tener uno de esos sueños... Nunca había tenido uno de esos sueños hasta que empezaron, y ahora, se repiten muy a menudo, demasiado. Y me gusta. No, no me gusta, me encanta.
Profético, sin duda...
Y me he despertado queriendo temblar de nuevo. Todos los días, muchas veces. Y olvidarme del mundo.
Aunque sé que hay quien opina que fue horrible, a mí no me lo pareció; muy al contrario, me gustó tanto, que quiero más... Quiero todos para mí. Igual que ése (y no sólo eso, claro)
Y esque, paso delmundo, sólo quiero... Eso.
Y si piensan que se pueden mejorar... ¡¡Que me lo demuestren!!




Vídeo de regalo.

La Ñeka ha hablado.

1 comentarios:

Peledhir dijo...

Y lo bien que escribe coño

Zaragoza 1 valencia 0 no? XDDD