21 octubre 2012 | By: Denebola

Warning, warning!!

Si algo he aprendido de mi paso por la facultad de Economía y los años posteriores, es que a sus profesores les encanta escucharse a sí mismos y absolutamente todos, sin excepción, piensan que ellos tienen la verdad absoluta, la razón, la fórmula mágica que explica los problemas económicos del mundo, que no se les hace suficiente caso y que si todos les escuchásemos, les daríamos la razón y el mundo sería un lugar mejor que siempre iría bien. Supongo que eso es consecuencia de que la Economía no es una ciencia exacta y no se puede experimentar con las variables que nos dan aislándolas en un laboratorio. Al margen de la prepotencia de cada uno al pensar que no son opiniones y puntos de vista.
Pero lo de los alumnos de dicha facultad ya es más preocupante. Sin duda. Cada vez la evolución va a peor (y no, no me incluyo, oigan) y la decadencia ha tomado ya un giro lamentable. Si ya era para llorar ver cómo habían evolucionado de nenas de papá y niños Lacoste a niñas Bershka (o niñas moño, también) y Cristianos Ronaldos, ahora verlos por los pasillos es dañino para la vista a un nivel nunca visto. Pero eso no es lo peor, lo peor es lo que no se ve. Para muestra, un botón:

True story, oigan.
Y aún habrá alguien que se apuntará, oigan... Como si faltasen tunos en el mundo.
Más nos vale ponernos a cubierto. Quedan avisados.

5 comentarios:

El que vino del frío* es dijo...

...como decíamos en Bellas Artes: "tuno bueno, tuno muerto2

Denebola dijo...

Cierto. ¿Alguien se apunta a una masacre? Inscripciones abiertas. Hagan fila de forma ordenada, hay sitio para todos.

URAPlay dijo...

No quiero parecer racista, así que me callo... xD

De nada por girar la imagen, esperaba una mínima mención

Denebola dijo...

Dedico mi post a todos aquellos que me han apoyado en este proyecto, en especial al Sr Playmobil, quien me ayudó a girar la imagen porque el maldito paint no me la guardaba a derechas. ¡¡Un aplauso para él!!

¿Así le va bien?

ipereda dijo...

Buenos ejemplos de la imbecilidad reinante!
Sólo les falta decir (a los unos y a las otras) "es que tenemos lo que nos merecemos".